Tips del Viajero

9 tips imprescindibles para ahorrar en los viajes. Sin pretextos a viajar. (incluso con alojamiento)

1.- Vuelos – Elegir un vuelo con escalas para ahorrar

Aunque parece que es una obviedad que hay muchas opciones de vuelos baratos, hacer una escala de más puede hacer mucho más barato aún el billete. Si tengo tiempo, no me importa hacer una escala de ocho horas para abaratar el vuelo. Puedes dejar el precio casi a la mitad.

2.- Comida – Comprar comida en los supermercados

Otro buen truco si viajo a un país caro es ir a los supermercados de cadena o tiendas de abarrotes, comprar pan, algo de quejo o lo que prefieras. Lo preparas en tu habitación y te aseguro que súper sirve,  al menos los primeros días.

Puede parecer cutre, pero se ahorra mucho dinero y si hace buen tiempo, es también una buena forma de seguir viviendo la ciudad y no parar demasiado tiempo en el camino. Eso sí: tiene la parte mala de no poder disfrutar de la gastronomía local.

3.- No hacer muchas visitas caras

Hay ciudades con mucho que ver, pero con precios algo desorbitados. Por eso, siempre intento hacer es elegir entre las visitas y no hacerlas todas. Así, logro no dejarme el salario entero en las cosas que visito y también aprovecho para visitar lugares menos turísticos, pero no menos mágicos.

Por ejemplo, en París, subí a Notre Dame, pero no a la Torre Eiffel, y me fui a otras zonas más “populares”, como la Plaza de Aligre, que me recomendó una parisina, viviendo así también otro París, el de los vinos, el ambiente matutino y las ostras callejeras.

4.- Tarjeta de crédito/débito con la comisión más baja

Otro clásico en viajes largos (y no tan largos) es el tema de qué hacer con el dinero. Cajeros automáticos hay en casi todos los rincones del mundo, están muy generalizados y suponen la manera más segura de tener dinero según las necesidades. El problema viene con las comisiones bancarias, pues pueden llegar alcanzar los 15 dólares por transacción según el banco. y bueno, ya sabemos qué onda con el dólar.

Queda claro la cantidad de dinero que puedes llegar a ahorrar, ¿no?

5.- Comida callejera

En Asia y Sudamérica la gente come mucho en los pequeños puestos callejeros. Por algo será, ¿no? Dale una oportunidad. Es muy barata y fresca. He tenido oportunidad de probar esto a lo largo de una estancia en Asia, Argentina y Colombia y jamás tuve ni un problema de estómago 😀 . (también usen la discreción)

6.- Tarjetas de fidelización

Aunque que muchos amigos no me entienden o incluso les molesta, otro truco que utilizo desde hace unos años son las tarjetas de fidelización de las compañías aéreas, restaurantes y hoteles. Son tarjetas en las que vas acumulando puntos que, con el tiempo, se canjean en vuelos, comidas o noches de habitación. Ya tengo un montón de puntos acumulados 🙂 .
Ahora mis amigos hasta quieren sacar partido de mis descuentos.  ¡Ja!

7.-Alojamiento gratis

He utilizado varias veces  Couchsurfing: Quédate a dormir en casa de uno de los lugareños. Es un trueque cultural, cada caso es diferente, pero recibirás los mejores consejos sobre dónde ir, qué comer, lugares donde los turistas no llegan porque sólo la gente que vive en la ciudad conoce, etc. A cambio tú le darás lo mejor de ti: puede ser organizar una cena típica de tu país (y tú cocinas por supuesto), enseñarle tu lengua en el caso de que la persona esté interesada, o simplemente regalarle la mejor sonrisa cada mañana.

Muy útil también para conocer a personas escribiendo directamente a través de su perfil, asistiendo a las quedadas semanales que se realizan en cada ciudad o utilizando los miles de grupos.  También existen plataformas como AirBnB etc.

8.- Márcate un presupuesto diario.

Para mí la clave para no gastar más de aquello que no queremos gastar es asignarse un presupuesto diario. Es fácil y no tiene ningún secreto. Te asignas X y cuando ya no te queda dinero no puedes hacer nada más! Pero yo quiero una cerveza más… ya, lo se, no es fácil cumplir con un presupuesto diario y más si ese presupuesto es justito pero oye, nadie dijo que viajar fuera fácil ¿no? Además piensa que cuanto menos gastes más tiempo podrás estar viviendo experiencias inolvidables y eso sí que no tiene precio.

Aclarar que, al menos en mi caso, el presupuesto diario afecta solo al alojamiento y la comida para no pasarnos. Cosas como las actividades y el transporte no las fijo porque es algo que ya no depende tanto de una persona, aunque siempre intento pagar lo menos posible. Por ahora siempre he viajado con presupuesto diario y hasta ahora no me ha ido nada mal 🙂

9.- Leer blogs

Otro de los grandes consejos que doy siempre cuando me dicen “¿y tú como te enteras de esto, o como supiste llegar allí pagando tan poco?” Bueno la verdad es que no es ningún secreto, todo está ya escrito y está muy trillado, lo único que hay que hacer es leer muchos blogs. Probablemente los que estén leyendo este post sean gente que suele hacerlo, pero es que realmente es lo que más ayuda al planificar un viaje, a ahorrarte un montón de tiempo y dinero gracias a que la gente explica sus experiencias y vivencias de como ir a los sitios, precios que se suelen pagar (importante cuando estás en países en los que todo se regatea) y también a veces para evitar timos y disgustos.

Normalmente muchos viajeros blogueros coinciden tanto en las experiencias buenas como en las malas, por lo que a veces llegas y ya estas oliendo a leguas ese timo del que leíste. De verdad, tengo que agradecer muchísimo a la inmensa comunidad viajera que comparte sus viajes. Si la información está ahí por qué no usarla, son las mejores guías de viaje!  Y por tal motivo es que me quise dedicar a escribir de viajes desde hace un tiempo. Para devolver algo a dicha comunidad y a todos mis lectores.

¿Les gustaron estos tips? Espero que sí y que les sirvan.

2017 ya sabemos que pinta medio rudo, pero sí se puede. Sonrían y échenle ganas.

Un beso.

Jess.

 

Compartir en:
Raymond Saba9 tips imprescindibles para ahorrar en los viajes. Sin pretextos a viajar. (incluso con alojamiento)